Instalar una máquina expendedora

La agricultura cambia y nosotros, productores, deseamos ahora valoraemejor nuestros productos haciendo venta directa. Sin embargo comercializar los productos de la finca requiere mucho tiempo ya tenemos días cargados. La máquina expendedora de productos de la finca es una solución interesante y personalmente estoy equipado de 400 casilleros. Pero al usarlos he notado algunas límites a las soluciones propuestas hoy en día.

Fuerte de mi experiencia en las técnicas de la información y de la comunicación como ingeniero y ganador del concurso francés de creación de empresas de tecnología innovadora (I_LAB), he percibido todas las ventajas que pueden ofrecer estas nuevas tecnologías para mejorar las soluciones existentes y asegurar proponer a los otros productores una alternativa que pueda realmente mejorar sus ingresos.

Para empezar, mi solución consiste en proponerte fabricar por tí mismo tu máquina expendedora. La legislación autoriza usar madera para la fabricación si está cubierto de barniz alimentario. Con la ayuda de vídeos y tutoriales en línea, vas a poder construir tu máquina por tí mismo. Esto permitirá dividir el coste por cuatro aproximadamente. El pago se hará con un smartphone para permitir la apertura de los casilleros. Así no se necesitará un sistema de pago físico en sitio, caro y fuente de vandalismo. Como la programación, la pedida y el pago se hacen en línea, la solución propuesta ofrece numerosas ventajas con respecto a lo existente.

Si había que seleccionar solamente dos ventajas, serían los dos siguientes que permitirán realmente diferenciar esta solución con respecto a lo existente y permitir su despliegue en numerosas fincas.

El precio de coste es uno de los puntos esenciales. El coste por casillero aproxima hoy en día 200 euros. La solución propuesta permitirá obtener un precio de coste de más o menos 45 euros por casillero.

La máquina expendedora pude estar abastecida por diferentes productores. Para motivar el cliente a desplazarse hasta la máquina, es necesario proponer una oferta variada para que el cliente pueda valorar su desplazamiento. Pero un solo productor no puede producir una extrema variedad. Personalment hoy en día con la solución existente hago compra-retroventa. Tengo que ir a comprar alimentos que no produzco (tomates, pan, zumo de manzana...) para venderlos en las máquinas expendedoras. Esto toma mucho tiempo, para obtener una margen reducida sobre estos productos. La solución existente no permite el abastecimiento en directo por varios productos porque hay un solo terminal de pago y el dinero solo puede ir a una cuenta bancaria. La solución propuesta permitirá mandar el dinero generado por cada casillero a una cuenta diferente. En práctica, una máquina será abastecida por cuatro o cinco productores diferentes. Cada uno podrá conocer en tiempo real el estado de su existencia en tal o tal máquina y abastecerlo cuando sea necesario.

Concretamente esto significa que la máquina de Pierre propondrá sus verduras pero también el pan de Thomas, las harinas de David, los zumos de Jeanne, las manzanas de Adela... La máquina de Jeanne propondrá sus zumos pero también las verduras de Pierre etc...

¿Pero porque se puede hablar de una revolución?

La mayoría de los jóvenes que se instalen hoy en agricultura quieren vender sus productos en directo. La falta de tiempo les conduce a interesarse a las máquinas expendedoras . Pero no quieren invertir sumas demasiado importantes. Además, cuanto más puntos de venta tendrán, más dinero ganaran.

El consumidor de su lado desea comprar productos locales, pero tiene que poder acceder a ellos afuera de sus horas de trabajo y sin hacer un trayecto demasiado largo.

Si un número importante de productores posee en su finca una máquina expendedora, y como el precio de coste lo permite, y si propone en su máquina los productos de sus vecinos, se crea una red que puede cobrar el campo. Los productores podrán ganar un verdadero ingreso. Los consumidores tendrán acceso a productos locales en su trayecto para ir al trabajo, y eso a periodos más largos.

 

¿Y en las ciudades?

Una empresa, una colectividad, una asociación... que posee uno espacio donde instalar una máquina expendedora podría hacerlo sin problemas. En este caso la aplicación le mandara una fianza en porcentaje del volumen de negocio generado por la máquina expendedora. Solo el alcalde puede negarse a la instalación de una máquina expendedora. En los pueblos sin comercios, esta solución puede dinamizar el centro y crear vínculo social porque la máquina también es un lugar de encuentros.

 

Como se presenta la máquina expendedora

La máquina puede ser de madera no tratado si el productor lo fabrica por sí mismo. También puede ser fabricada por un artesano local en inox. Está equipada de una cerradura eléctrica y de cartas electrónicas de pedida. Solo hay que hacer la conexión. No se necesita ninguna sabiduría especial para hacerlo. Funciona con una aplicación en línea muy fácil de utilizar.

 

¿Y el aspecto financiero ?

Una máquina de 140 casilleros genera más o menos 1 euro de volumen de negocio por casillero y por día. Por supuesto esta cifra puede variar según los productos y la localización de la máquina expendedora. Así en un año un casillero genera 365 euros de volumen de negocio, y 140 casilleros generan 51 100 euros.

Una máquina de 16 casilleros generara aproximadamente 3 euros de volumen de negocio por casillero y por día. Lo que representa un volumen de negocio de 17 000 euros al año.

Por supuesto estas cifras son indicativas y no nos comprometen.

Para financiar el desarrollo, el hospedaje seguro de los datos etc..., la empresa MyEasyWay, propietaria de la marca Les Casiers Du Coin, percibe una comisión del 8 % (12 % con opciones complementarias ). Es una de las tasas más bajas que se puede encontrar para este tipo de actividad.

Personalmente mantengo diariamente 400 casilleros y estoy solo en mi finca. También vendo a tiendas ecológicas y restaurantes. Estas cifras son totalmente realistas. Se puede poner la máquina expendedora en una cámara refrigerada para los productos que necesitan una conservación a baja temperatura.

 

¡Inscríbete a nuestra newsletter para conocer nuestra actualidad!

E-mail